Artes Marciales Mixtas

Las artes marciales mixtas, conocidas como MMA (sus iniciales en inglés), es un deporte de combate y contacto que autoriza el uso de varias técnicas de pelea y estilos dentro de un mismo combate. En ellos está permitidas tanto las técnicas de sumisión (de pie o en el suelo), como las técnicas de golpe.

En sus inicios los combates de artes marciales mixtas estaban formados por deportistas de diferente formación en artes marciales: boxeador contra judoka, jiu-jitsoka contra karateca, etc.

La introducción de las artes marciales mixtas fue paulatina en los combates de UFC, llegando a principios de la década de los noventa a incluir tres técnicas de pelea efectivos de MMA: el Jiu-Jitsu brasileño, la lucha libre amateur y la lucha de sumisión.

Los deportistas que más competencias tenían, combinando el uso de la lucha con las técnicas de golpe como el boxeo o el muay thai eran los que solían salir vencedores de los combates mientras estos se mantuvieran “de pie”; algo que no ocurría cuando los combates eran en el suelo, donde los practicantes de Jiu-Jitsu brasilero tenían grandes ventajas.

Conforme los torneos se fueron más y más populares, los combatientes fueron completando sus competencias: los que procedían de las artes marciales puras aprendieron posiciones de sumisión y derribes; los luchadores por su parte incluyeron técnicas de puño y patada a su forma de combatir. El resultado actual es el de deportistas muy completos, expertos en diversas técnicas y con un alto desarrollo de cross training y que utilizan técnicas de muy diversas artes marciales: Jiu Jitsu Brasileño, Kárate, Boxeo, Taekwondo, Capoeira, San Da, Wing Chun, Wing Tsun, Jeet Kune Do, Muay thai, Judo, Hapkido, etc.

El MMA por tanto, es el resultado de combinar varias formas de combate (artes marciales más lucha), donde los deportistas adquiriendo habilidades extras de cada parte, son capaces de competir en cualquier tipo de pelea.

 

X